Se intensifican los trabajos de restauración en Los Bañales

Se intensifican los trabajos de restauración en Los Bañales

El Gobierno de Aragón, a través de la Dirección General de Cultura y Patrimonio, ha iniciado obras de restauración en el yacimiento de Los Bañales de Uncastillo, por valor de 36.000 €.

Las actuaciones se centran en las columnas del pórtico del barrio residencial Altoimperial, del siglo I d.C., y las pinturas murales de una de sus estancias. Las dos impresionantes columnas, de 6 metros de altura, son uno de los elementos más emblemáticos del yacimiento. Ya descritas y dibujadas en el siglo XVII por el geógrafo Juan Bautista Labaña, presentan una serie de problemas que están afectando a su conservación. Se detecta la presencia de grietas, arenización de los tambores de piedra arenisca, y la cristalización de sales que están provocando desprendimientos del material, alterando su fisonomía y poniendo en riesgo su estabilidad. El proyecto de restauración, redactado por la arquitecta Amaia Saiz Beitia, está siendo ejecutado por la empresa Construcciones San Juan S.Coop.

Las pinturas murales aparecieron en las excavaciones realizadas en 2017 por la Fundación Uncastillo, bajo la dirección técnica de Javier Andreu, Tamara Peñalver y Juan José Bienes. Muy fragmentadas, representan paneles rojos y verdes, separados por una pequeña banda en blanco, y un moteado blanco que pretende imitar placas de mármol, con vetas en verde, respondiendo al denominado estilo de incrustaciones. Decorarían una de las principales estancias de una casa que pertenecería a la élite local, por la calidad de los muros constructivos y la regularidad de su traza, plenamente acorde a los modelos utilizados en Roma.  Prácticamente la totalidad de la pintura se encuentra caída sobre el suelo de la habitación, muy fragmentada y fisurada, quedando únicamente adherido al muro una parte de su zócalo. Los trabajos van a consistir en la extracción de los numerosos fragmentos, documentando su ubicación mediante cuadrículas y niveles para favorecer el posterior trabajo de puzle. Dado el estado de fisuración y escasa consistencia de los morteros, los fragmentos que lo precisan son engasados para evitar su disgregación. Una vez se haya realizado la extracción de los materiales, en próximas fases, se procederá a su consolidación, unión, limpieza y colocación en un nuevo soporte para su musealización.  Los trabajos están siendo realizados por la restauradora Miriam Tomás Pellicer, que también interviene, como técnica especialista, en las columnas de la Domus.

La Fundación Uncastillo ha colaborado con el Gobierno de Aragón financiando la redacción de los proyectos de restauración.